Latest Album

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut rhoncus risus mauris, et commodo lectus hendrerit ac.

banner
Dora Lewis

620 473 734

info@tugramola.com

Las fotos que no pueden faltar en una boda

Las fotos que no pueden faltar en una boda

Una de las miles de preocupaciones cuando organizamos una boda es que el reportaje de fotos cubra nuestras expectativas, ya que por desgracia es algo que no podremos volver a repetir y todos los instantes que se no se registren quedarán perdidos para siempre.

Hoy os vamos a dar algunos consejos para que orientéis a vuestro fotógrafo, al menos con las imágenes imprescindibles que todo álbum de boda debe tener.

1. El estilismo de la novia. 

Parece obvio pero en ocasiones las fotografías no dejan ver el look completo de la novia. No es sólo el vestido, también son importantes los detalles como los zapatos, las joyas, los accesorios en el pelo, el maquillaje, el peinado… Es importante tanto tener fotos del look completo como de los pequeños detalles del estilismo que elijáis para vuestro día.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


2. El lugar

Pedid al fotógrafo que no sólo se centre en vosotros sino que también trate de inmortalizar el lugar dónde se celebra la ceremonia. Los detalles del entorno son importantes, tanto si se trata de una iglesia, como de un jardín o una finca. Si habéis escogido una decoración singular, es importante que quede plasmada en vuestros recuerdos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

3. Los amigos y la familia

No seréis los primeros ni los últimos que cuando han visto el reportaje de bodas se han dado cuenta de que algún familiar o amigo importante no ha salido en las fotos. Pero esto no quiere decir que os decantéis por las fotos tradicionales de posados con familares. Es mucho más bonito que apostéis por fotos naturales que capten la espontáneidad del momento. Sin embargo, advertid al fotógrafo qué personas no pueden faltar en vuestro álbum para que esté todo lo atento que pueda.

4. Los momentos especiales. 

Un buen fotógrafo no debe dejar escapar los momento especiales que vive la pareja durante la boda: el baile, la tarta, la entrega de anillos… Son las partes más bonitas y emotivas de la boda y a veces no se le dan la importancia que merecen. En esos momentos podremos captar miradas complices, sonrisas o incluso los nervios del momento y os aseguramos que son recuerdos que os gustará tener en el futuro.

5. La fiesta.

En muchas ocasiones los fotógrafos se van poco después de que empiece el baile y se pierden muchas imágenes divertidas e importantes de la boda. Hablad con el fotógrafo para concretar la hora a la que dejará de hacer fotografías e intentad que se quede lo suficiente para que pueda inmortalizar a vuestros familiares y amigos cantando, bailando y disfrutando junto a vosotros en un día tan especial.